Si buscas... encuentra

Cargando...

21 de noviembre de 2014

Día del Niño: "Ponte en mi lugar"



Ayer fue el Día Universal del Niño... y mañana... y pasado mañana. Todos los días, son los días de los niños y de las niñas, los días de las personas.

La empatía es aquello que muestra este vídeo de la ONG para el desarrollo Educo. Ponerse en el lugar del otro, de los y las menores, o de otras personas y que los niños y niñas lo vean, es básico para su educación, para formar a ciudadanos críticos. ¿Pensamos todo lo que les decimos a los niños o delante de ellos? ¿Sentimos lo que ellos sienten por nuestras palabras? Los y las peques están en pleno desarrollo y necesitan de nuestra comprensión, de ponernos en sus zapatos para seguir creciendo.
«Lo único que todos los niños tienen en común son sus derechos. Todo niño tiene derecho a sobrevivir y prosperar, a recibir una educación, a no ser objeto de violencia y abusos, a participar y a ser escuchado.».
Mensaje del Secretario General
Este mensaje del Secretario General de Naciones Unidas en el 25 aniversario de este día en el que "el mundo prometiera a los niños que haríamos todo lo posible para proteger y promover sus derechos a sobrevivir y prosperar, a aprender y crecer" es clave para entender la expresión "ponte en mi lugar" y, por consiguiente, de nuestra actitud con los niños y las niñas de este mundo que hemos creado. 
Hagamos que cada día sea nuestro día porque, en el fondo, todos somos niños.

¿Puedes aportar una mejora o sugerencia? Comenta en este blog, en @dianagonzalez o en cualquiera de los canales sociales :).

16 de noviembre de 2014

Educación y Comunicación: juntos y revueltos en #FLLNa


Ayer, 16 de noviembre, se celebró en Planetario de Pamplona el primer encuentro de equipos de la First Lego League Navarra 2015.

José Mari Iribarren (salud), Teresa Sáez (igualdad), Cristina Asenjo (inteligencias múltiples), Ricardo Pascual (arquitectura) y servidora tuvimos la oportunidad de compartir unos minutos con los equipos: niños, niñas, entrenadores y entrenadoras en las píldoras formativas para comenzar a trabajar el reto científico de este año ¿Cómo queremos aprender?

En mi caso, les hablé un poquito de la unión entre comunicación y educación... la educación se transmite comunicando y toda comunicación educa. Fue muy grato que, al preguntar por qué es la educación, los niños y las niñas respondían con definiciones similares a "todo aquello que nos será útil para comportarnos y movernos en la vida".

Todos aprendemos de todos y todo comunica. Cambiar el modo de aprender puede hacerse de tantas maneras... y la comunicación será clave para ese cambio, pues es intrínseco a la educación. Abrirse al mundo, empatía o ponerse en el lugar del otro (también los niños en el lugar de sus profes), cambiar las herramientas, buscar otro punto de vista o hacer real lo que nadie cree posible pueden ser algunas ideas para el cambio. Siempre sabiendo que "Children see, children do" y que todos los detalles, incluso una tipografía, cuentan.

Gracias por permitirme aprender con vosotros y gracias a Alejandra Nicosia por invitarme :).



Educación y comunicación: juntos y revueltos. Encuentro #FLLNa from Diana González

¿Puedes aportar una mejora o sugerencia? Comenta en este blog, en @dianagonzalez o en cualquiera de los canales sociales :).

8 de noviembre de 2014

La importancia del proceso

Este post ha sido publicado originalmente en el blog Tweeteatro.

Tweeteatro es un proyecto de teatro a través de Twitter y con soporte multimedia realizado por el Grupo de Teatro de Salesianos Pamplona. Un día fui a Salesianos, Alberto me contó que quería hacer una obra de teatro en los 140 caracteres, y me quedé. ¡Y lo que estamos aprendiendo! Este post, de hecho, también es aprendizaje y la próxima semana, en la sesión de grupo, me bajaré a la realidad.

“El teatro es poesía que se sale del libro para hacerse humana”Federico García Lorca 
Dibujo de zapatillas azules. ¿Nos cambiamos los zapatos?
¿Nos cambiamos los zapatos?
Hacer teatro es ponerte en el lugar del otro. Interiorizar un personaje para sentir y vivir como él o ella sienta y transmitirlo al público. Un momento… ¿no es eso laempatía? Entonces, gracias al teatro, podemos aprender herramientas para ponernos en el lugar del otro, no solo en el escenario, sino en el día a día.  ¿Podemos aprender a vivir a través del teatro?
En Tweeteatro somos un equipo en el que todos aportamos. Personas y personajes somos diferentes y eso es lo que nos da valor. Somos un grupo heterogéneo (en edad, sexo, estudios, familia, carácter…) con la oportunidad de aprender juntos los unos de los otros: de nuestra forma de ser, de nuestra manera de hablar, de nuestro modo de hacer teatro y de nuestro modo de no hacerlo, de nuestra manera de vivir… Todos aprendemos de todos, o al menos todos tenemos la oportunidad de hacerlo.
Es Tweeteatro, sí, teatro en Twitter, pero La tecnología es secundaria… y voy aprendiendo que hasta el teatro lo es. 10 personas para aprender 10.000 cosas de nosotros mismos ¡eso es teatro de verdad!
Irune habló del compromiso hace un par de semanas y Paula de hacer camino dentro de la incertidumbre. Fueron sesiones muy muy interesantes. Carlos hará el post sobre la última sesión donde hicimos un trabajo personal y grupal lleno de reflexión: hicimos unDAFO de nosotros como grupo (¡ahí es nada!). Creo que os gustará.
En este experimento de teatro en 140 caracteres en el que nos hemos embarcado no sabemos qué va a salir. No sabemos cómo será la representación tecnológica, si todo funcionará, si habrá gente al otro lado, si llegaremos a tiempo en el plazo que nos hemos marcado… pero eso no es lo importante, lo importante es el proceso. Este trabajo en el que llevamos ya varias semanas nos está enseñando muchísimo, al menos, repito, nos está dando la oportunidad de hacerlo:
  • comprobar nuestro modo de trabajo en equipo
  • reflexionar sobre el valor de lo que hacemos
  • pensar en el valor de lo que hacen los demás
  • intentar diferenciar lo urgente de lo importante
  • comenzar a entender el valor del compromiso
  • intentar valorar el tiempo de los demás
  • aprender a valorar el cumplimiento o no de la palabra de uno mismo y del otro
  • pensar sobre las debilidades y fortalezas que tenemos…
Podríamos escribir muchas más, pero espero que los compis del grupo lo piensen y lo vayan reflejando en sus post :). 
Si hablamos de lo estrictamente teatral se están trabajando varios aspectos, aunque aquí, como gran novata en este aspecto, seguro que Alberto y Edurne pueden completar la lista:
  • identificar necesidades técnicas
  • diferenciar entre las versiones de la obra que vamos a representar
  • describir a cada personaje
  • crear los elementos del personaje…
Y, por último, impregnando el resto de temas entra el valor tecnológico, que sabéis que siempre lo valoro desde la seguridad, la comunicación y la empatía. No entiendo la tecnología sin estos tres elementos y voy a agradecer al grupo que hayan aprendido estas cositas:
  • abrir y cerrar sesión en un ordenador comunitario (no dejar nuestras sesiones abiertas)
  • diferenciar contraseñas para el correo electrónico y las redes sociales: no utilizar la misma para todo
  • aprender a entrar en un blog, seguirlo y leerlo (no todos éramos blogueros previamente)
  • experimentar con la creación de una cuenta de Twitter y su configuración de privacidad (no siempre nos paramos a leer todas las opciones que nos dan)
  • crear un nombre de usuario adecuado para cada personaje de la obra y que todos tengan algo en común para que se identifiquen. Con esto, además, aprender a buscar antes de crear la cuenta de Twitter y solucionar imprevistos si ya existe una con el mismo nombre (nos ayudará a crear nuestro propio nombre de usuario)
  • adaptar, resumir y concretar la descripción de un personaje en solo 160 caracteres para la biografía de Twitter (nos ayudará a crear nuestra propia biografía)
  • preguntar a los compañeros antes de subir una foto del grupo y no subirla (incluso borrarla) si alguien no quiere subir dicha foto
  • pensar antes de subir cualquier foto desde internet (tiene derechos o no, hay que citar o no…)
  • comenzar a respetar y valorar el esfuerzo de los demás cuando escriben en el blog o comparten algo en redes sociales
SSeguro que me dejo muchas cosas, tantas como personas, porque cada uno aprendemos diferente. Lo más importante es que aprenderemos muchas más. Porque la empatía, la vida y el teatro, es mucho más :).
#hoyheaprendido a valorar que cada persona del grupo de Tweeteatro me está ayudando a entender el mundo. Gracias. ¿Qué has aprendido tu?

27 de octubre de 2014

"Internet no es malo, el problema es perder la perspectiva de la vida física". Entrevista en Diario de Noticias

Internet no es malo... depende de lo que hagas en él. 
Internet no es mañana... es hoy.
Internet no es ficción... es real: interactuamos con personas reales de manera virtual.
Haz a los demás lo que te gustaría que te hicieran a ti. Que el no, no te paralice, actúa con empatía.
Gracias por la conversación, Leticia :).

Entrevista Diario de Noticias. Domingo 26/10/2014 from Diana González



“Internet no es malo, el problema es perder la perspectiva de la vida física”

Teléfonos móviles, ordenadores, televisores, tablets... y en el centro de todas estas pantallas se encuentra la línea que separa el progreso de la adicción


LETICIA DE LAS HERAS UNAI BEROIZ 
PAMPLONA - Diana González, como profesora asociada de la Universidad de Navarra y especialista en identidad digital y redes sociales, conoce muy bien el fenómeno creciente entre los jóvenes (y los no tan jóvenes) de tener una doble vida en la red. Una existencia cibernética que no hay que tachar de ficticia, sino de complementaria a la vida física.
Nos pasamos horas pegados a una pantalla, ¿esto es normal o deberíamos preocuparnos?
-Sí, es lo más normal del mundo. Al final las pantallas nos rodean. Tenemos el móvil, la tele, el ordenador, una videoconsola... y después llegarán los smartwatch, que los tendremos todo el día en la muñeca. Dependiendo de lo que se haga no tiene por que ser negativo. Internet no es malo, el problema es perder la perspectiva de la vida física y tener contacto con otras personas solo a través de Internet. Si se llega a una conducta adictiva ahí sí que tenemos un problema
¿Cómo se puede saber si se ha superado la línea de la adicción?
-Los especialistas siempre señalan que uno mismo no es capaz de ver la propia conducta adictiva, sino que son las personas de su alrededor las que pueden observar comportamientos extraños y exagerados. Si, por ejemplo, el sospechoso tiene sudores fríos, se enrabieta cuando no tiene acceso al dispositivo o este no funciona, o no pasan ni un minuto sin estar conectado, ahí habría que empezar a preocuparse.
¿A partir de qué edad recomendaría que se regalase un teléfono móvil a un menor?
- A mi no me gusta decir una edad concreta a la que se pueden tener porque depende de muchos factores como la madurez del propio niño o la situación familiar en la que se encuentre. Lo que sí que creo es que hay que enseñarles a usarlo cuanto antes porque, aunque no tengan un móvil propio, va a manejar el de otra persona.
Sí, porque cada vez usan estos dispositivos portátiles desde edades más tempranas, incluso siendo aún bebés.
-Muchas veces son las propias personas mayores las que fomentan esto. El ejemplo que dan los adultos es fundamental y si se los dejamos desde pequeños para que jueguen un rato tenemos que estar con ellos acompañándoles y guiándoles para que no se pierdan en el uso de esa tecnología.
Esta guía de los adultos, en qué se debe centrar?
-Para mí hay tres cosas básicas: seguridad, comunicación y empatía. La seguridad en lo referente a recordar contraseñas y no compartir datos o fotografías, que lo que no harían fuera de la red no lo hagan tampoco dentro. Hay que enseñarles también a saber comunicarse y, sobre todo, con la empatía por delante, no haciendo a otros lo que no nos gustaría que nos hiciesen o comprendiendo que cada persona tiene sus circunstancias.
¿Qué opina de que se eliminen en su totalidad los libros de las aulas y se sustituyan por tablets u ordenadores?
-No creo que sea lo correcto. Ni solo libros ni solo tabletas. Lo que hay que hacer es utilizar los recursos de la mejor manera posible porque para algunas cosas será mejor el papel y para otras una pantalla. Dependerá tanto del niño como del profesor como del contenido que se vaya a trabajar.
Se habla sobre todo del aspecto negativo, pero supongo que esta plaga de pantallas también tendrá una parte positiva
-Internet nos ha ahorrado tiempo, nos facilita estar conectados con la gente e incluso encontrarnos con personas a las que no teníamos acceso. En el mundo educativo abre también un campo de posibilidades amplísimo, porque se puede hablar con especialista desde el propio aula, encontrar vídeos que expliquen mejor que un texto, aprender cómo es tu propio cuerpo directamente con la realidad aumentada... nos ha abierto al mundo, por eso es tan importante que sepamos comunicarnos.
Al igual que hay adicción, ¿hay conductas de excesivo rechazo o preocupación hacia este nuevo panorama social?
-Tenemos que darnos cuenta de que lo que pasa a través de una pantalla también es real. Cuando las personas, sobre todo los adolescentes, pasan horas frente a la pantalla hablando con sus amigos, no están confundiendo la realidad porque lo que pasa en la red es igual de real.
¿Puedes aportar una mejora o sugerencia? Comenta en este blog, en @dianagonzalez o en cualquiera de los canales sociales :).

26 de octubre de 2014

Educando la identidad digital. Taller en SIMO Educación

El pasado 17 de octubre tuve la oportunidad (gracias de nuevo, Juanmi) de aprender en SIMO Educación ofreciendo el taller "Educando la identidad digital". El objetivo era conocer la realidad del desarrollo de identidad digital de los menores y desarrollar un plan de acción y formación.

Para ello hicimos un breve repaso por el concepto de identidad digital, por los datos de cómo los menores utilizan Internet y desarrollamos los pasos para que cada participante se pudiera llevar su propio plan de formación:


Educando la identidad digital from Diana González

Componentes de la identidad. DG
La identidad digital es el conjunto de rasgos diferenciadores que define a personas, marcas o comunidades y le caracterizan en Internet. Así, es la traslación de la identidad personal al mundo online.  Es la suma de todo lo que dicha marca dice o hace en la Red, lo que los demás dicen sobre ella y, algo que a veces se olvida: lo que los otros ven. Y en Internet este último punto cobra especial relevancia, y más si hablamos de menores ¿quién nos ve donde estamos? ¿estamos donde nos tienen que ver?

Es importante ser consciente de que todo comunica y, por lo tanto, todo desarrolla nuestra identidad digital. Sin embargo, al mismo tiempo hemos de saber que la comunicación en Internet también puede ayudar a desarrollar nuestra identidad: tenemos que reflexionar para presentarnos en la Red y lo que hacemos en la Red, nos presenta. En ocasiones los estudiantes no son conscientes de ello por lo que debemos formarles (y formarles) ofreciéndoles conocimiento, herramientas, dando nuestro ejemplo y confiando en su responsabilidad (aunque se equivoquen: el error también enseña) y todo ello con una gran dosis de paciencia: formar lleva su tiempo y puede que sea diferente para cada persona.

El uso del móvil entre los menores y los adultos no es tan distinto. El ejemplo es fundamental para ambos

En la presentación en Slideshare podéis acceder a todos los datos que pudimos comentar durante el taller, aunque me parece interesante concretar algunas de las ideas generales de las que hablamos:

- Los adultos desarrollamos la identidad de los menores en Internet antes incluso de que hayan nacido. Padres, madres y otros familiares cuelgan información y fotos de los niños sin que ellos den su consentimiento y, cuando crecen, en los centros educativos pedimos permiso a los padres para compartir imágenes de los estudiantes, pero ¿les preguntamos a ellos si quieren aparecer en las fotografías? Para comenzar a ser consciente del desarrollo de su identidad digital es necesario hacerles responsables de ella.
- El uso extendido de la movilidad. Con 8-10 años comienzan a poseer su propio móvil y se extiende el uso de la mensajería instantánea (sobre todo Whatsapp), poco a poco utilizan las apps de contenido efímero (tipo Snapchat) y se suman al carro de las redes anónimas o secretas (aunque no es un uso mayoritario Ask crece en su uso).
- Cuidado con el uso del móvil como elemento de control. Si bien se puede hablar de este tema también en los adultos, se está viendo como la mensajería puede ser un elemento de control entre amigos o primeras parejas. La empatía será fundamental para trabajar este aspecto, así como no enseñar solo a defenderse de estas conductas, si no a no crearlas (Recordad: Vivimos en una sociedad que enseña a las mujeres a cuidarse de no ser violadas en vez de enseñar a los hombres a no violar).
Campaña contra la violencia de género dirigida a adolescentes y jóvenes y su uso del teléfono móvil

- ¿Qué ocurrirá en el futuro? Es necesario hacerles saber que todo lo que se sube a Internet permanece en Internet de un modo público, por lo que pensar en el futuro en ocasiones les hace ver que todo lo que hacen hoy les servirá para mañana. Es importante entender que se comunican en micronichos y no siempre son conscientes de que lo ven más allá que sus amigos.

Con toda esta información comenzamos a pensar en cómo desarrollar un plan de formación en identidad digital. Con las experiencias en proyectos en los que he podido colaborar, investigar y las conversaciones con chicos y chicas en las aulas, he elaborado una descripción del plan de formación en 15 pasos. De un modo similar al protocolo de integración de la movilidad en las aulas, pueden saltarse, intercambiarse de orden, modificarse... para eso está :). Espero que sirva como elemento de reflexión y apoyo para el profesorado y que entre todos lo completemos, mejores y desarrollemos:

  1. Definir al alumnado: definir al alumno más allá del aula, sino como persona integral con sus gustos, aficiones, entornos, conocimientos, modos de trabajo, experiencias, preferencias de colaboración, uso de las redes...
    Esquema guía para la definición del alumno y recabar toda la información para realizar actividades adecuadas 
  2. Definir los objetivos de aprendizaje: de manera transversal debe existir tres elementos básicos de aprendizaje: la seguridad online, la comunicación y la empatía.  A estos contenidos le podremos sumar objetivos, según las definiciones de los estudiantes, tanto de potenciar algunas capacidades o motivaciones de nuestros alumnos (por ejemplo: su redacción, sus conocimientos de creación de vídeo, su autonomía para la realización de actividades, o potenciar digitalmente su profesionalidad) u objetivos de minimizar retos o riesgos (por ejemplo: evitar el ciberbullying, no compartir fotografías inadecuadas y comentarios negativos o mejora de la ortografía).
  3. Elegir las herramientas: igualmente, con una buena definición de alumnos y concreción de objetivos podremos elegir herramientas: vídeo, texto, audio, búsquedas online, redes sociales... En este punto no definimos exactamente qué medio social, ya que dependerá del dispositivo que seleccionemos y su conectividad.
  4. Elegir los dispositivos: tecnológicos o no tecnológicos. Podemos usar móviles, tabletas, ordenadores... o cajas de cartón, folios, bolis y post-it. Esta elección debe ser inclusiva bien porque se usan los elementos disponibles en el aula o centro (o si se sale del centro un espacio común) o bien porque se utilizan dispositivos que todos los alumnos tienen o que pueden compartir. Recordad siempre que se puede enseñar tecnología sin tecnología, por ejemplo, con los muros de tuits en la pared de la clase que se han extendido en algunos colegios.
  5. Elegir los medios sociales: dependiendo de la herramienta y el dispositivo, así como los objetivos y la definición del alumnado (especialmente su uso y la edad) podremos concretar medio social utilizar. Es importante conocer si en el centro existe alguna normativa de uso de internet por parte de los menores. En España la edad legal de uso de medios sociales es los 14 años, aunque todos comienzan a usarlas con anterioridad a esas edad y no siempre la edad es el mejor marcador educativo en redes sociales
  6. Definir el tiempo: conociendo las actividades escolares y la posibilidad de integración de proyectos es necesario definir un tiempo real del que se dispone para la actividad, ya que eso facilitará que se cumplan los objetivos de la actividad. Se pueden hacer proyectos de una clase, de un mes, de un trimestre, de todo el curso... así como definir si se integrará en una materia, en las clases de un profesor o en toda la jornada y conocer si se pueden crear proyectos transversales o como actividad extraescolar 
  7. Idear la acción: la propia acción de ideación es un proceso de aprendizaje en sí mismo, por lo que podemos pensar en la participación de los alumnos en este mismo momento. De hecho, la comunicación de este proceso y no solo del desenlace del proyecto o actividad puede ser un objetivo único o el modo de integrar la identidad digital en otros proyectos ya existentes. En este punto, repasamos algunas ideas que pueden servir de inspiración:
    1. Tweeteatro: una obra de teatro en Twitter en Salesianos Pamplona.
    2. Los ESpcpieALISTAS: proyecto de emprendimiento digital del PCPIE de Ayudante de Oficina de María Ana Sanz.
    3. La historia del videojuego jugada: de Carlos González Tardón donde padres y niños realizan juntos un repaso de la historia del videojuego online aprendiendo de la historia y de los juegos de manera intergeneracional.
    4. Uso de Whatsapp en los tiempos de estudio (tutoría virtual) por Silvia González Goñi
    5. Sesiones colaborativas de padres-profesores-alumnos que realizamos en Ateleus donde en un máximo de dos horas entre todos pactamos las normas de uso del teléfono móvil (importante: a cumplir por todos, pequeños y adultos).
    6. Crear un contrato de uso de manera conjunta.
    7. Cibercorresponsables: red social de blogs individuales que siempre pertenecen a un grupo de clase o centro educativo.
    8. Snapchat y las yinkana de conocimiento.
    9. La gamificación de la evaluación educativa de Ouiplay y Departamento de Educación de Gobierno de Navarra.
    10. Debate grupal tras el visionado de vídeos o cortos sobre la vida "social" real.
    11. Crear sus propios vídeos participando en concursos. Por ejemplo: the phonbies
    12. Formar a otros en el uso de la tecnología e Internet: fomenta el aprendizaje activo, ponerse en el lugar del otro y sus conocimientos y aprender para formar. Por ejemplo: cibermanagers
  8. Calendarizar: según el tiempo disponible y la actividad que se haya definido es recomendable realizar un calendario de la actividad para que se cumplan los objetivos. De igual modo, el calendario puede ser obviado, ya que por el camino podemos encontrar elementos de interés que no habíamos identificado en la definición del alumno o en los objetivos y que debamos tratar.
  9. Definir la implementación: puede que en ocasiones sean conceptos obvios, pero debemos reflexionarlos antes de comenzar a actuar. ¿Utilizaremos redes creadas para el proyecto o las que ya tenían los alumnos y los profesores? ¿Usaremos herramientas de manera individual o grupal? Esto conllevará que revisemos la identidad o creemos una nueva desde cero y tendremos que tener en cuenta el nombre, la foto, la descripción, los enlaces, contactos... Con respecto a eso ¿nosotros como profesores seremos contactos de nuestros alumnos? ¿será necesario que ellos sean contactos entre sí? Dependiendo de los objetivos, de socialización o no, esto podría variar y, relacionado con esto, qué público interactuará en el proyecto con los alumnos: el centro, el aula, todo el mundo a través de Internet...? Esto nos indicará los niveles de privacidad y conectividad que tendremos en cuenta. Igualmente, si se crear espacios específicos para el proyecto (online u offline) ¿de quién son? ¿se van a heredar para los futuros alumnos del mismo curso? ¿serán del profesor? 
    Decisiones a tomar para implementar la actividad. DG
  10. Desarrollar los materiales didácticos: en ocasiones estarán ya creados, se crearán con los alumnos o crearemos unos exclusivamente para este proyecto y estos alumnos. 
  11. Decidir cómo se usará en el aula y el proceso de participación: como en el caso de la implementación de las herramientas, aquí tendremos en cuenta el modo de usarlo en el día a día del aula siempre sin olvidar el por qué y el para qué que hayamos definido en los objetivos: 
    Definición de la participación de alumnos y docentes en la actividad en el aula. DG
  12. Concretar la evaluación: cuándo se realizará (en cada clase, cada día, al final del proyecto...), cómo evaluará (competencias conseguidas, calificaciones, badgets, etc.), quién la llevará a cabo (de profesor a alumno, de alumno a alumno, de alumno o profesor y/o de todos a todos), así como qué se evaluará: la acción, la actividad, la actitud, las emociones...
  13. Concretar la gestión de elementos externos: adelantarnos a cómo interactuaremos con el entorno nos ayudará realizar la actividad. Conocer cómo es la seguridad, cómo se conecta la herramienta elegida con otras redes sociales, cómo se relacionan con los padres o tutores, qué ocurre con las amistades fuera del aula o del proyecto (recordemos que Internet es un medio de socialización y quizá no quieran que determinadas cosas se vean fuera del aula), cómo se realiza la relación online con el centro...
  14. Identificar posibles crisis y su gestión: unido a lo anterior identificar las posibles crisis del proyecto puede ayudarnos a que no se produzcan y a gestionarlas si se producen. Por ejemplo: qué ocurre si no se dispone de dispositivos o internet, fallos tecnológicos, errores humanos como compartir un contenido negativo o inadecuado, falta de tiempo para terminar la actividad, desconcentración... u otros según la actividad desarrollada.
  15. Volver al inicio: empatía. Una vez se haya definido todo el proceso es importante volver a repasar la definición de los objetivos para comprobar que es adecuado a ellos y tiene en cuenta quiénes son. 
Educar la identidad digital es educar la identidad.

¿Puedes aportar una mejora o sugerencia? Comenta en este blog, en @dianagonzalez o en cualquiera de los canales sociales :).