Si buscas... encuentra

28 de febrero de 2010

Solidaridad en la Red

Esta semana he hablado con varias personas sobre este tema... y creo que más o menos todos coincidimos en un mismo punto.

A mi entender, Internet (o esta revolución de "compartición") está facilitando que las personas se ayuden unas a otras. Quizá sea que el entorno lo favorece, que las herramientas lo facilitan, o que estamos en una misma situación... pero sea lo que sea es un placer poder hablar de ello.

Pongámonos en situación. La conversación sobre el tema siempre la comenzaba con el mismo ejemplo... radical para unos, real para otros. Si voy andando por la calle y me caigo... 4 personas me ayudarán a levantarme y quizá 10 pasarán de largo. Triste, pero cierto. Sin ir más lejos, hace casi dos meses me caí al entrar en mi coche (de ahí mi esguince, torpe donde los haya) y, lo que más me dolió no fue el pie... sino ver como una amable señora me pitaba para ver si iba a quitar mi coche y aparcar ella... No hace falta explicar más.

Sin embargo, en el entorno de la web social en el que nos encontramos ahora mismo tu y yo las relaciones se suceden de un modo diferente. Cualquier persona que necesite algo puede preguntar y se le responde sin contraprestación alguna. Cuando alguien expresa sus sentimientos se le apoya aunque no le conozcamos físicamente. Cuando tenemos dudas sobre cómo hacer tal o cual cosa en la Red siempre hay alguien con el que contar y que luego contará con nosotros.

Quizá sea esa reciprocidad esperada la que facilite las relaciones solidarias, pero lo que me ayuda a creer en que esto hará cambiar las cosas es que dicha reciprocidad no se compra con dinero (o al menos no inicialmente). Hace poquito también lo comentaba con un compañero virtual... si volviésemos al trueque, ¡lo más valioso que podríamos intercambiar es el tiempo! Y precisamente es el tiempo lo que hace mover la relaciones en la Red.

No quiero hacer una visión utópica de la solidaridad... pero sí creo que Internet facilita que la solidaridad llegue a donde la vida física no puede llegar. Aquí sólo unos ejemplos que nos ayudarán a entenderlo mejor: el terremoto de Haití o el que ayer sacudió Chile. Los usuarios se agolparon en la Red no sólo para informarse o comunicarse con sus seres queridos, muchos también lo hicieron para prestar su ayuda, para difundir la información hacia otros lugares donde sea necesario, para compatir su tiempo.

En definitiva, la famosa sociedad de la imagen en la que todos quedábamos atrapados mirando lo que sucedía, está trasladándose a la sociedad de la colaboración en red donde el que puede hacer algo, por poco que sea, lo hace, donde el mirar, se mueve hacia el actuar.

Por todo ello, y por todos los que me han ayudado sólo puedo decir: GRACIAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar :)