Si buscas... encuentra

7 de febrero de 2010

Vuelta a la adolescencia en 140 caracteres

En diferentes ocasiones hemos podido ver cómo los adolescentes son usuarios hiperactivos y multitarea de los teléfonos móviles (ejm.: Jóvenes, móviles e Internet). Por supuesto, una de las herramientas preferidas es el SMS, es decir, la comunicación en 160 caracteres. 

¿Por qué? Por precio, por distancia del receptor para decir lo que se quiera sin necesidad de "decirlo", por coqueteo, por sentimiento de pertenencia, por urgencia... Vamos, movimientos hormonales adolescentes.

Sin embargo, y esto es sólo una percepción subjetiva no proveniente de ningún estudio y sin ánimo de encasillar a los usuarios, pero... ¿no estamos viviendo una adolescencia adulta gracias a Twitter?

En 140 caracteres somos capaces de resumir todo un sentimiento, una acción o una noticia. ¿Para qué? Para compartirla con el resto del grupo que hemos conformado gracias a seguidores y seguidos. ¿Y cómo nos sentimos parte de él? Gracias a la confirmación de pertenencia de los RT.

Además, mostramos nuestra impaciencia cuando después de enviar un DM, le decimos en "abierto" a la persona en cuestión "Tienes un DM". Bien, vale, esto es porque algunas herramientas no avisan convenientemente de los mensajes directos y se centran más en el Timeline... ¿pero acaso esto no demuestra parte de la prisa que tenemos? Necesitamos respuestas y lo mostramos.

No entraré a hablar del sentimiento de reconocimiento social del "mundo mundial", eso se los dejamos a los gurús que ya se encargan de hacerlo patente.

Quizá lo que diferencia la adolescencia pura de la adolescencia adulta es el uso de la información. Pasamos de lo puramente personal a lo profesional. De un pequeño gasto por mensaje a un total de tarifa plana de Internet. De un "aquí y ahora", a un "en todas partes y ya".

En el fondo, nos movemos desde los 160 hacia los 140 caracteres... ¿llegaremos a vivir una 3ª edad adolescente?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar :)