Si buscas... encuentra

18 de abril de 2010

La urgencia de lo irreal y de cómo afrontamos la nueva era del marketing

"Hay que estar porque todo el mundo está". Es una de las frases más repetidas en este mundillo de los "social media", "web social", "web 2.0" o el término que prefiramos (algún día hablaremos más profundamente de esto).

¿De verdad creéis que hay que estar porque hay que estar? Son innegables las oportunidades, los beneficios y las ventajas de comunicación que nos aporta la web social. De hecho, es un canal a explorar en todo plan de medios sumado a otros elementos de cualquier campaña publicitaria. Sin embargo, la diferencia es que mientras que en el resto de canales la aparición de la marca es puntual o temporal en Internet la presencia es constante. Esto es, y vuelvo a mi símil preferido, las personas tenemos nuestra identidad física y nuestra vertiente digital... tendremos las dos de manera ininterrumpida, es decir, no estamos un día y otro no... siempre somos. Igualmente, las marcas tienen su presencia real (producto, servicio, el propio nombre marcario, sus empleados, edificios... todo lo constante) y si se adentran en la web social idem de idem.

Es cierto que en ocasiones se pueden utilizar los social media para una campaña concreta... pero... ¿después qué? Todos esos usuarios que se han preocupado por la marca ¿se quedan en el limbo? Para entenderlo más fácilmente: es como si el día 1 del mes "x" nuestro producto está en el lineal y cualquier cliente puede comprarlo, pero el día 2 del mimo mes ya no está... ¿queremos volver loco a nuestro público? Claramente no, o por lo menos no sería una buena estrategia (como en todo puede haber excepciones, quizá un producto exclusivo que sólo se pueda encontrar en la tienda "tal" o durante los meses "cual" sea  un buen modo de crear expectación, clientes fieles, sentimiento de pertenencia... etc.).

Volvamos al inicio de este último párrafo. Si hacemos una campaña concreta... ¿quién es la voz de dicha campaña? A diferencia de los medios convencionales (por llamarlos de algún modo) en Internet los canales son propios, personalizados y con nombre y apellidos concretos. ¿No tendrá entonces más sentido que dicha campaña la lance la propia marca? Parece ser que sí. ¿Entonces? Necesitamos un plan estratégico de presencia on-line que comparta la identidad off-line. Y diréis "¡mira esta, qué fácil lo dice!", y sí, lo fácil es decirlo, pero es importante decirlo para poder hacerlo. ¿Por qué? Porque hemos de formar al cliente, a las marcas. ¿Por qué? Porque ellos son responsables de su identidad digital. ¿Y qué pintamos entonces los comunicadores? Somos los impulsores de la estrategia de comunicación global, los creadores de ideas de negocio y creatividad y, por supuesto, sus formadores y guías en este mundo on.

Así, necesitamos antes de comenzar cualquier estrategia en web social formar al cliente. Explicarle por qué debe estar, cómo debe hacerlo, qué ha de decir, cómo decirlo... El experto en su producto es el cliente, la marca; pero requiere de formadores que le guíen (y en eso creo que andamos todos) sobre cómo trabajar el mundo social.

Entonces, y pensando en alto, si todos navegamos en el mismo barco ¿por qué no colaborar? ¿por qué no dejar a un lado las competencias empresariales para orientarnos al cliente? Estamos en el universo de la personalización, bien, hagámoslo con nuestros clientes, pero convirtámonos/convirtámoslos en socios, compartamos con ellos una inteligencia colectiva en la que nadie sabe más que nadie. Además, en un ambiente en el que los expertos no existen, y el que se denomina experto, es mal visto... ¿por qué no compartir? Evidentemente cada uno tiene que salvaguardar su negocio, pero eso no significa que no se pueda debatir, trabajar juntos, compartir ideas... Por suerte, hay quien se ha dado cuenta de esto y permite la colaboración.

Y al respecto de esto, traigo una de esas historias que siempre te hacen pensar y que escuché en boca de un histórico de la publicidad en España... ¿sabéis quiénes eran hace un tiempo las personas que más sabían de todos los negocios? Los ascensoristas de hoteles y centros de convenciones (hoy, los taxistas, y ahora entenderéis por qué).

Todos vamos a congresos, convenciones, reuniones, eventos... sobre nuestro mercado (sea el que sea, construcción, alimentación, sanidad, comunicación...) y se escuchan ponencias interesantes, novedosas, de empresa, de ideas, de futuro del sector... Pero solemos salir con una misma idea "ha estado muy bien, pero no he descubierto nada nuevo", "ha venido a vender su propio producto", "me llevo cosas que repensar, pero no sé hacia donde hacerlo". Entonces nos vamos con nuestro amigo, compañero, socio o colaborador y cogemos un ascensor (o un taxi) y comienza el verdadero debate. Se dan ideas, se retoman reflexiones, se ofrecen datos privados, se comentan proyectos. ¿Y quién está ahí? El ascensorista o el taxista. Llevan en su "medio de transporte" personas de todo tipo, a empresarios de todos los mercados, a estudiosos de todas las materias. Y... ¿no son un poco como los comunicadores o publicistas? Las agencias escuchan a sus clientes de todo tipo de productos, entran en su empresa, conocen sus peculiaridades, trabajan para hacer efectivas sus campañas,  para conocer a sus públicos... ¿y a dónde va todo ese conocimiento? Evidentemente la información de la propia empresa (cliente) no debe revelarse, de hecho ese no es el asunto, ya que estaríamos perdiendo confianza y negándonos a nosotros mismos. ¿Pero no podemos encontrar un punto de conocimiento compartido? 

Claramente este argumento es idealista por naturaleza, pero con un entorno cambiante quizá sea necesario apostar por trabajar juntos por el bien de nuestros clientes y por lo tanto por el bien común del sector.

12 de abril de 2010

Videojuegos, cine, animación y Nueva York todo en un mismo corto

Visto en Nfgraphics un gran corto que entremezcla animación y cine real. Sobre todo, lo que más me gusta es que los dos minutos y medio estás pendiente de identificar que videojuego vendrá... una vuelta a la niñez simpática, potente y llena de vida.

Disfrútenlo!



PIXELS by PATRICK JEAN.
Cargado por onemoreprod. - Descubre más videos creativos.

5 de abril de 2010

El anuncio de McDonald's y sus insight ¿una mirada a las redes sociales?

Muchos lo habréis visto ya... ¿pero os habéis parado a pensar en todo lo que dice el último spot de McDonald's?

El propio anuncio se llama "Tipos de clientes", es decir, recoge ejemplos de personas que son consumidores de la famosa marca de hamburguesas. Si toda la publicidad se basa, o debería, en cómo es el target, en sus insights, este es un ejemplo más que claro, ya que encima, lo usa para realizar el propio anuncio. Antes de comenzar a desentrañarlo vamos a verlo:



¿y por qué lo destaco? ¿Habéis sigo capaces de identificaros en alguno de los mensajes? ¿No os ha recordado a algo? Quizá sea yo, pero seguro que habéis podido adivinar unos cuantos grupos o páginas de Facebook en el propio copy.

¿Será que las marcas están mirando a las redes sociales? ¿Será que por fin escuchan al consumidor? ¿Será que la revolución informativa por fin está siendo tenida en cuenta? Veámoslo... si nos fijamos bien, todos y cada uno de los mensajes tiene su réplica en la famosa red social:

(MC = McDonald's - FB = Facebook: link + descripción)

MC "Los que abren zanjas bajo tu ventana".
FB: Odio el ruido de las obras  - Odio que me despierten a las 8h. picando un edificio...

MC "La que sin café no se despierta"
FB: Yo igual soy adicto/a al café - sobre todo para despertar xD

MC "Los que paran en McAuto para repostar"
FB: Yo también voy al McAuto después de pegarme la fiesta

MC "El que hace un break para descansar"
FB: Y si nos damos un break? - a quien no le ha pasado tener una semana ultra estresante...

MC "Los que tienen muchas fotos que colgar"
FB Grupos "yo también" quiero ver las fotos de tal o cual (varios)

MC "La del pepinillo del Big Mac no es para mi"
FB: un millón de personas para que quiten el pepinillo del Big Mac

MC "La que se ríe en cualquier lado"
FB: Yo también me río solo recordando buenos momentos!!!

MC "El de hoy paso de cocinar y me voy con los niños a cenar"
FB: Hoy no cocino y punto

Y muchos otros grupos, páginas, comentarios, actualizaciones de estado... que podrían ejemplificar todo lo que se cuenta en el spot. En el fondo, una mirada a la realidad para hacer publicidad relevante. ¿Estaremos ante el cambio real del mundo publicitario?

Os dejo unos post de hace un tiempito donde también hablaba de la web social y la búsqueda de insight:

Clases: web social+insight
Facebook para buscar insight

Seguiremos informando...

3 de abril de 2010

El (pen)último post de @ungatoenparo. GRACIAS.

Estimados compañeros. Me tomo la licencia de traer a EntreEspañayUruguay el (pen)último post de mi lindo gatito Federico para dar las gracias a todos y cada uno de vosotros.
GRACIAS


"Después de dos semanas sin dar señales de vida (he estado muy ocupado mimando a Dueña) me he decidido a escribir mi último post (o por lo menos por ahora).

¿Por qué? Para dar las gracias a todos los que habéis sido amigatitos míos y de Dueña, y de paso para aclararme conmigo mismo sobre por qué decidí entrar a este mundillo "social".

Antes de nada comentar la miausorpresa que he estado recibiendo estos días, ya que a pesar de no decir nada he seguido haciendo amigos. Gracias a FollowFriday de Twitter este es mi estado actual:
Y... ¡oh, sorpresa! Así me he encontrado Facebook:





Pero bueno, vamos al lío.

Hace dos meses aproximadamente me encontré en un situación medianamente complicada, aunque no más de la que en se encuentran por desgracia más de 4 millones de personas en España.

¡Me quedo sin trabajo! ¿Y ahora qué? Después de mucho tiempo en una misma empresa a uno le entran dudas... qué hacer, dónde ir, serviré para esto, qué habré hecho mal, cuál es mi punto fuerte, y el diferencial... y después de este primer sentimiento de frustración, impotencia y miedos uno se pone manos a la obra, pero claro ¿por dónde empiezo? Todavía sigo trabajando, así que no puedo hacer una búsqueda de empleo más tradicional ¿pero lo necesito? ¿quiero ir a golpeando puertas? Pues sí, quiero, pero no físicas. Entonces uno descubre lo que le gusta y se pone a buscar y gatear en esa dirección.

Esto ya lo conocéis por el blog... cómo buscar empleo en Internet... ¡hay mucho escrito sobre ello! Pero lo importante, sobre todo, fue aclararme con lo que quería hacer en mi vida profesional. Me encanta la comunicación, he trabajado en ello, descubrí la web social y me lancé a ella sin paracaídas dentro del trabajo que acabo de finalizar... bien... y ¿cómo lo muestro? ¿cómo me diferencio del resto del mundo mundial gatuno?

Y así nací yo. Un Gato en Paro. Una mascota mimosa, que comparte información útil sobre empleo, que a veces hace gracia y sobre todo que busca trabajo. Esto me recuerda el Festival Publicitario Iberoamericano El Sol 2004 (si, y que a veces también se anda por las ramas):



Nací en Twitter. Nací en Facebook (también como página). Nací en Blogger (como punto central de encuentro e información) y hasta en LinkedIn, pero siendo los dos primeros los medios más importantes para relacionarme.

Tanto en Facebook como Twitter me apoyé en los contactos de Dueña para hacer amigos y seguidores... y en la primera semana alcancé el mítico número 100 en ambas redes lo que me animó a seguir trabajando. Por supuesto, busqué a las personas del sector en mi zona de trabajo (Navarra y en concreto Pamplona), y más o menos obtuve respuesta. Igualmente, comencé a husmear entre otras personas que aunque en otras ciudades, son interesantes en la web social. Cuál fue mi sorpresa que además de seguirme algunos de los seguidos, comenzaron a llegar seguidores y peticiones de amistad... y algunas relevantes que hasta a Dueña le sorprendieron.

Hubo quién descubrió quién estaba detrás del perfil gatuno, quién me confundió con sus amigos y algunos a quiénes comenté quién era (nunca está de más una ayudita), pero eso sí, después de la primera semana para poder testar como se movía el asunto. La idea inicial era comentar cada día (durante los 15 días que me quedaban en el anterior trabajo para decir adiós) qué va haciendo un parado, desde el punto de vista gatuno, para buscar empleo. Ahí, siempre cabía un post, sus correspondientes links y notas en Facebook y Twitter y sobre todo intentar comentarlo de un modo divertido, pero útil (esto no sé si lo conseguí, pero desde luego lo intenté ya que era mi día a día real).

Saludaba personalmente a todos los amigos gatunos nuevos y comentaba a aquellos que podían tener relación con el mundo del empleo o que me facilitaban hacer un comentario divertido.

Había personas que se unieron a este minino porque les interesaba la vida de un gato (hay mucho gatos en Twitter por ejemplo!), les hacía gracia las fotos, los comentarios gatunos... otros por amistad, no cabe duda, y algunos por ver qué era eso de alguien buscando empleo. En el fondo, a cada usuario le interesaba algo de "ungatoenparo" y eso es lo relevante: ofrecer algo de interés. Evidentemente no puedes gustarles a todos... pero en la vida real tampoco =^-o^= (de hecho... intentaron matarme porque un gatito tenía más vida social que algunos internautas humanos ;)).

No sabía si realmente encontraría trabajo a través de esta vía, pero tenía claro que lo utilizaría como un modo de decir "hola, estoy en paro" de una manera diferente que no se tomase como intrusiva, y una forma distinta de enviar información de mi vida laboral a quiénes me interesaba. Con todo he de decir que hubo tres peticiones de mi CV (bueno, o el de Dueña), y sobre todo pensad que no deja de ser curioso cuando lo piensas como un gato.

Lo más importante: me lo he pasado bien y tengo una experiencia única y con resultados que poder contar. Recibí consejos, me ayudaron, hice amigos, me recomendaron ¡hasta "tuiteé" en un Eats&Twitts y todo!

Por supuesto... el resultado... ¡Tengo trabajo! En el fondo esto es como la mítica frase sobre la publicidad convencional:
"Sé que la mitad del dinero que invierto en publicidad se desperdicia. El problema es que no sé que mitad es" 
Así, no sé si todo esto me sirvió para encontrar empleo, pero estoy segura de que algo ayudó (y tener buenos amigos, claro).

Con todo, sólo algunos datos para ejemplificar esta minicampaña en busca de empleo:

Twitter


Según TweetLevel no soy la CNN, miaujuju, pero tampoco andaba muy lejos de Dueña!

Más en Ad.ly

Facebook - perfil

Facebook - página
(estadísticas que ejemplifican bastante bien el curso de mi vida en la Red: nacimiento - crecimiento - estabilidad)
Y por supuesto el blog:




Como decíamos más arriba el punto central de la información, pero con Facebook y Twitter como referencia.
Por último, sólo decir que las dos páginas más vistas del blog han sido Se Busca Dueña y MiauGracias a Tod@s!

Ha sido todo un honor acompañaros y sentirme acompañado en esta tarea.

¡De nuevo GRACIAS y gracias de parte de Dueña!
Si sigo en la redes... os enterareis! Miaubesos"

2 de abril de 2010

Redes Sociales: ¿identidad personal vs. identidad profesional?

Ya hablamos hace un tiempo de este dilema en los post ¿Qué será de las marcas cuando hayamos muerto? I y en su versión II... pero es una pregunta que se hace cada día más vigente.

Cada día la importancia de las personas dentro de las empresas y marcas tiene un mayor auge gracias a la web social: redes sociales, comentarios en blogs, recomendaciones, ideas... todas ellas realizadas por profesionales que se identifican con su nombre, pero también con el nombre de la empresa en la que trabajan.

Quizá me he hecho más consciente de la importancia de las empresas en gestionar todo este conocimiento debido a mi reciente cambio laboral (no por mi importancia, nada más lejos de la realidad, sino porque hay personas que me contactan gracias a mi antiguo trabajo), pero desde luego es uno de los grandes valores que han de cuidar las marcas. Aprovechar el conocimiento de sus empleados para realizar comunicación interna: promoción laboral, ideas de producción, escucha activa ante sugerencias de mejora, crecimiento profesional, formación... y por supuesto para la comunicación externa ya que poseer buenos profesionales, comunicativos y bien posicionados es uno de los mayores activos que tiene una empresa. Me atrevería a decir que incluso más importante que el propio producto, al que le presupongo la excelencia a la que toda empresa aspira o debería aspirar.

Siempre se ha dicho que el mejor prescriptor es el empleado. Entonces ¿por qué no poner el foco en las personas? Si entendemos al empleado, podremos dar un paso de gigante para entender al cliente o potencial cliente. Ha de ser uno de los primeros targets comunicativos hoy más que nunca: son un referente al que preguntar, solicitar ayuda o incluso consejo sobre nuestro producto o servicio. ¿Y por qué hoy más que nunca? Por el poder influenciador de la identidad digital de las personas. La web social es un medio facilitador de comunicación y como tal cada uno de nosotros nos presentamos como nosotros mismos (nombre y apellido) pero también como trabajador, estudiante, emprendedor, ideólogo... de algo. Por un lado, ese algo nos capacita para ser escuchado. Por otro, nuestro nombre y apellido otorga confianza al que nos escucha. Es una realidad bidireccional en la que marca o empresa y persona o empleado se retroalimentan.

De hecho, en el blog de Rosaura Ochoa podemos ver esta infografía que nos muestra el crecimiento de uso de los social media y, lo más destacable, entre los encuestados el uso profesional es muy alto, y en muchos canales es incluso mayor al uso personal.



Sí, está, claro, dependiendo de las propias características de la herramienta analizada el uso difiere, pero ¿no es para tenerlo en cuenta? Y lo que es más importante ¿dónde está el límite entre la identidad personal y la profesional? ¿Realmente la gente que nos lee o sigue diferencia nuestros comentarios según lo decimos como nombre o como empleado de tal o cual empresa? Creo que no, ya que sinceramente, a mi me cuesta hacerlo. Hay personas que sigo como amigos, más allá de su empresa o marca, pero si hicieran un comentario contrapuesto a dicha empresa realmente me sonaría extremadamente raro.

Así, reflexionemos y empecemos a cuidar nuestra marca desde el interior. Esto no implica que sea más importante ahora que hace 10 años, al empleado hay que cuidarlo por encima de todo (es lo que hace crecer a las compañías), sin embargo, ahora es un bien público a la vista de todos.