Si buscas... encuentra

15 de abril de 2012

Llegamos a los 500 kilómetros

Publicado originalmente en La Memoria es el Camino



Como lo lees. Guillermo ya ha recorrido 500 kilómetros tras su salida desde elFaro de Finisterre el pasado 18 de marzo.
La etapa de hoy le ha llevado de Villaviciosa aRibadesella (pasando por Colunga, La Isla y La Vega). 40 kilómetros de un tirón, nada más y nada menos, con todo tipo de meteorología. Sol, lluvia, viento, frío… le “ha caído de todo” como dice él. Y el miedo de las carreteras… Me comentaba ayer Loli (genial acompañante por estas tierras. GRACIAS) las preciosas carreteras asturianas que, facilitan el camino, pero no son para peregrinos y como Nagore ha narrado alguna vez, menos bajo la lluvia. Eso sí, va un poco más ligero de peso y no solo por una “pequeayuda” con la mochila. Pero no, no ha sido cosa de Cantona.
Y ahí, para arreglarlo y darle una buena cena, hoy le acoge Irene Pendás en Ribadesella: amable, inteligente, maravillosa y… facebookera :) ¿se puede pedir más? Gracias a la movilización mallorquina se ha hecho posible este momento (del que esperamos más foticos, eso sí):
Loli e Irene a la espera de Guillermo
Mañana Guillermo tiene una etapa más relajada hasta Llanes, para quien le parezca más relajado andar 25 kilómetros, claro, aunque con los mimos de Irene llevará las pilas (y las baterías) cargadas. En líneas generales comenta que todo avanza bien.
Hoy, una que es muy de fijarse en cosas insignificantes, me ha dado por centrarme en su voz. Le ha cambiado, cosas mías quizás, y su tono es el de quien sabe que está haciendo lo que tiene que hacer. Le he sentido sereno y tranquilo. Cansado también, pero con la tonada de quien se recompensa en cada etapa por llegar al objetivo marcado sabiendo que lo que hace tiene valor. ¡Y tanto que tiene valor!
Son ya 500 kilómetros llenos de historias, de recuerdos, de ideas, de pensamientos, de cariño y sobre todo de realismo: desde lo más terrenal, como la complejidad de desandar el camino, hasta lo más emocional como la boda de Alba, la sonrisa de Pepita, el regreso al origen, lo que Agapita nunca esperaba o cómoDon Julio iba al gimnasio.
500 kilómetros en forma de historias que Guillermo narra a cada paso por la geografía, todavía hoy, dentro de nuestras fronteras. Historias que tu y yo tenemos la suerte de recordar. Recuerdos que tu y yo somos capaces de revivir y recontar. Tú y yo, porque nuestros queridos “despistados”, como diría Nagore, no pueden. InformaCEAFA que son ya 3,5 millones de personas las afectadas por esta enfermedad, y se calcula que llegarán a 7 millones en veinte años. Por ello, este primer hito de 500 kilómetros en las piernas del peregrino ha de hacerte reflexionar de nuevo en este proyecto en el que estás implicado, en la necesidad de crear una Política de Estado sobre Alzheimer. Lo persigue Guillermo de la mano de CEAFA… y los más de 1500 miembros del grupo de Facebook, los 239 acompañantes en Twitter en @congnagore y más de 1400 en @gnagore. ¿Y sabes qué? También lo persiguen todas las empresas que están facilitando cada paso del camino (SunstroomEl NaturalistaTernua y, en breve, PcGon que equipará tecnológicamente al caminante), todos los colaboradores que apoyaron la cena de amigos para recaudar fondos, y todas las personas que en el anonimato, y con insomnio, mantienen viva la voz audiovisual, textual y social de La Memoria es el Camino. Pero ¿sabes algo más? Lo más importante es que lo persigues tu. Sí, sí, tu que lees estas líneas en lugar de mirar hacia otro lado. Queremos seguir hacer creciendo este proyecto. Queremos multiplicar a los cuatro vientos y en todos los formatos estos 7.050 kilómetros. Si nosotros podemos recordar: recordémoslo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar :)