Si buscas... encuentra

23 de marzo de 2014

Identidad digital y búsqueda de empleo

Post publicado originalmente en el blog de Edentity

La semana pasada tuvimos la ocasión de aprender y colaborar en el Curso de Búsqueda de Empleo en Internet y Redes Sociales organizado por UNED Pamplona (@UNEDpamplona). 

Como comentábamos en el post de presentación del curso, Internet y los medios sociales son una oportunidad de mostrar nuestro saber y facilitar que nos encuentren, así como contactar con personas de interés para nosotros. Recogíamos algunos datos del estudio del primer estudio de Infoempleo sobre Redes Sociales y Mercado de Trabajo en España del año 2012 donde se reconoce que el 80% de las empresas españolas reconoce consultar la actividad de sus candidatos en redes sociales:


Googleate  

¿Qué aparece sobre ti? ¿Es lo que deseo mostrar? ¿Es lo que necesito en este momento? ¿Puedo crear contenido que aparezca en mi perfil cuando alguien me busque en Internet?

Todo comunica: imágenes, nombre, contactos, amigos, contenido, medios en los que aparecemos... Por lo tanto, debemos conocer qué aparece sobre nosotros para ajustarlo a lo que deseamos que aparezca según nuestros objetivos. Es importante tener en cuenta que todo lo que se dice en Internet, se queda en Internet: la mejor herramienta de privacidad eres tú mismo, lo que cuentes o no. 

La identidad digital
Es el conjunto de rasgos diferenciadores que define a personas, marcas o comunidades y le caracterizan en Internet. Así, es la traslación de la identidad personal al mundo online.  Es la suma de todo lo que dicha marca dice o hace en la Red, lo que los demás dicen sobre ella y, algo que a veces se olvida: lo que los otros ven. Y en Internet este último punto cobra especial relevancia: ¿estoy en los espacios sociales donde me ven quienes necesito, según mis objetivos, que me vean? Pueden hablar de mi marca de manera genial en Google+ que, si mi público no está allí, no servirá de mucho.

¿Cómo hago un plan de búsqueda en la Red?
El plan de búsqueda de la Red comienza por saber quiénes somos y qué queremos, por lo tanto, podemos seguir los siguientes pasos que nos ayuden a definir nuestro propio plan de comunicación personal online:


1. Defínete: en una frase (para adaptarlo a todas las posibles herramientas de comunicación). Puedes guiarte respondiendo a estas tres preguntas: quién soy, qué hago y a dónde voy. Si estás buscando trabajo o en una mejora de empleo: dilo, no lo des por sobreentendido. También, cuando hayas encontrado trabajo, no te olvides de hacerlo saber. El proceso de búsqueda no acaba cuando lo encuentras, sino cuando lo cuentas

2. Marca tus objetivos: puedes marcar un objetivo general como meta de todo el proceso, pero también desgranar objetivos más pequeños a corto y largo plazo que nos permita cumplir retos o hitos que nos ayuden a alcanzar la meta final (de conocimiento, de contactos de usuarios, económicos, internos, otros...). Estos objetivos deben ser claros, concretos, realistas, alcanzables y medibles (por ejemplo: contactar con una empresa de mi interés cada día en LinkedIn, que me conozcan 10 nuevos profesionales de mi sector en Twitter al mes, publicar un post con mi visión de la profesión una vez a la semana, etc.).

3. Públicos: teniendo claros los objetivos podemos comenzar a definir con quién nos vamos a comunicar para hacerle llegar nuestra propuesta de valor diferencial, nuestra propuesta de trabajo. Primero mirad a vuestro alrededor: familia y amigos. Ellos deben saberlo para estar al tanto de posibles oportunidades. Posteriormente, todos aquellos contactos que tenemos cerca (recuerda mirar tu propia agenda). Les buscaremos en la Red para poder entrar en contacto con ellos y activar posibles redes de interés que ellos también tengan. Igualmente, haremos lo propio con empresas anteriores en las que hayamos trabajo, compañeros... y con las empresas en las que nos gustaría trabajar. Igualmente, buscaremos a los referentes en el sector en el entorno que queremos desarrollarnos profesionalmente. Esto nos proporcionará contactos y conocimiento. Muy importante: describe por qué es un público de interés, para qué te puede ser útil y defínelo (quién es, qué hace, cómo puede llegar a él, dónde está, cuándo...). Esta parte de ayudará a definir en qué canales o medios sociales estar presente.

4. Mensajes: ¿qué contamos en Internet? Además del CV, pensemos en qué podemos ofrecer ¿puedo compartir mi propio contenido escrito, audiovisual, fotográfico? ¿es especializado en algo? ¿puedo filtrar o curar contenido de valor para otros aunque no sea mi propio contenido? Todo comunica, también este hecho. Facilitar contenido de interés en tu ámbito laboral filtrado ahorra tiempo y muestra tus propios conocimientos, capacidad de crítica, etc. Haz una lista y piensa en el formato: textos largos, cortos, enlaces, fotografías...

5. Canales: han de servir para buscar y que nos encuentren. Hay una red social, por ejemplo, para cada tipo de formato (texto, foto, vídeo...) o para cada sector... Según tus objetivos, dónde está tu público y el tipo de mensajes podrás concretarlos:
- Portales de empleo: Infojobs, JobandTalent, Womenalia, Infoempleo...
- Buscadores de empleo: Indeed, apps...
- Redes sociales horizontales: Twitter, Facebook...
- Redes sociales profesionales: LinkedIn, Womenalia... 
- Redes sociales sectoriales 
- Tarjetas de visita virtuales: About.me, Pixelhub, Flavors... (sin olvidar la propia firma del correo electrónico)
- CV 2.0: herramientas para crear un CV diferente más allá de LinkedIn
- Blogs: Wordpress, Blogger o Tumblr
- Portfolios: Cuttings.me, Behance, pdf en SlideShare o Scribd, vídeo...
- ¿qué más necesitas? Seguro que existe :). 

6. Timing: concreta el tiempo que le puedes dedicar a la Red y establécelo también en los objetivos para cumplir metas importantes para encontrar trabajo. 

CLAVE
Demuestra lo que sabes. Internet te permite mostrar todo lo que sabes a partir de tu propio contenido o el que puedas filtrar de otros. 

La identidad digital evoluciona con el tiempo. No tengas miedo a cambiar, modificar, desarrollar o eliminar perfiles de redes sociales, contenido de blogs, etc. Lo importante es ser fiel a ti mismo, a tu identidad, a quién tu eres y qué quieres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar :)