Si buscas... encuentra

31 de diciembre de 2015

"¿Somos conscientes de cómo usamos las redes sociales y apps? ¡Aprovechémoslas!", colaboración revista Tasuvida

Esta semana os dejo mi colaboración con la revista Tasuvida de diciembre de 2015, la publicación de Tasubinsa (@tasubinsa), empresa sin ánimo de lucro cuyo fin es la integración laboral y social de las personas con discapacidad, preferentemente intelectual, de Navarra. Gracias Idoia Arraiza.


Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, WhatsApp, Telegram, DisJob… Son muchas las redes sociales y aplicaciones que hoy rodean nuestra vida casi a cada minuto y desde casi cualquier dispositivo. El teléfono móvil es la estrella y casi todas las personas tenemos acceso a uno de ellos, pero ¿pensamos en cómo lo usamos?

Es importante entender que todas las personas, mayores, pequeños, chicas, chicos… tenemos identidad digital, es decir, tenemos información sobre nosotros colgada en Internet. Prueba a buscar tu nombre en Google ¿qué aparece sobre ti? Encontrarás datos o fotos que has colgado tu, por ejemplo, en tus redes sociales, y en otras ocasiones verás información que cuelgan otras personas sobre ti (amistades, parejas, medios de comunicación, centros de estudio o trabajo, asociaciones a las que acudimos…). Viendo toda esta información que muestra Internet es importante tener en cuenta que cada una de nosotras y nosotros somos responsables de lo que colgamos en Internet sobre nosotros mismos y sobre las demás personas. Analiza lo que has encontrado:
1. ¿Te gusta lo que ves?
2. ¿Es positivo para ti y para los demás?
3. ¿Respeta por igual a todas las personas? 
Si tu respuesta es sí a las tres preguntas, entonces sigue haciéndolo :). Si has respondido que no a alguna de estas tres preguntas repiensa lo que estás haciendo en Internet y cambia aquello que publicas. Si tienes dudas, pide la opinión de otra persona para que te ayude.

Piensa que en Internet todo permanece para siempre, por lo que céntrate en compartir cosas positivas que no te hagan daño a ti ni a otras personas. Facebook o WhatsApp, Internet en general, te permite comunicarte con quien está lejos, contactar de manera rápida y eficaz, puedes formarte a través de cursos o buscando la información que te interese, dar visibilidad a tu trabajo para encontrar un empleo, conversar con personas aficionadas a tus mismos hobbies, o… quién sabe, hasta encontrar pareja. ¡Internet es genial! Por ello, la clave es comportarse como lo hacemos en la vida física, aunque lo que pase en Internet no lo podamos tocar.

  • Hazte las tres preguntas siempre antes de publicar una foto, texto o imagen. 
  • Piensa en si te gustaría ver ese contenido publicado dentro de 10 años ¿lo subirías? Ponte también en el lugar de niñas y niños que pueden acceder a ver esa información ¿es adecuada para ellos? 
  • Pregunta a otras personas si quieren aparecer en una fotografía antes de realizarla y de subirla a Facebook, Instagram o compartirla en WhatsApp o cualquier otra aplicación. Pide a los demás que también te pregunten a ti. 
  • Cuida tus datos personales y los de los demás. ¿Irías por la calle con tu número de teléfono escrito en la frente a la luz de cualquier persona? ¿Tiene sentido entonces publicarlo abiertamente en Internet? 
  • Respeta los tiempos de las demás personas: no envíes mensajes innecesarios y no te agobies si no responde, ¡piensa que quizá la otra persona no ha podido leer el mensaje, no puede responderlo y respeta si no quiere contestar! 
  • Respeta la intimidad de los demás. Las conversaciones que tengas desde la confianza con un buen amigo o amiga, con tu pareja, con un familiar… mantenlas en vuestra intimidad. No traiciones la confianza que tenéis. Solo en caso de que suceda algo grave, puede tener sentido publicarlas. 
  • Ponte siempre en el lugar de la otra persona, sé empático, piensa en cómo se sentiría si viera o leyera el mensaje que vas a enviar. 
  • Cuida la ortografía, la gramática, el vocabulario… ¡haz que tus mensajes se entiendan sin dar patadas al diccionario!

¡Ah! Y si te llega una información que es inadecuada o es íntima… ¡no la compartas! Frena la cadena y no sigas redifundiendo la imagen o el texto. Sé responsable contigo mismo, con la imagen que muestras en Internet y con la imagen que muestras de los demás. Haz a los demás aquello que te gustaría que te hiciesen a ti y ¡disfruta de la Red!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar :)